Registrar nombre de empresa o marca
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

¿Debería registrar mi nombre de empresa o marca?

Lo primero que debemos saber es distinguir distintos conceptos que pueden llevar a confusión, tales como:

  1. Denominación social
  2. Nombre comercial
  3. Marca

1.- “Denominación social”

La denominación social es el nombre identificativo y distintivo de una sociedad en el tráfico jurídico, diferenciándola de otras sociedades mercantiles. Para obtener la denominación social se exige una certificación negativa de denominación social, de tal forma que el Registro Mercantil Central  certifica que la denominación social que hemos elegido NO es igual ni se asemeja con riesgo de confusión a ninguna otra en el tráfico jurídico.

2.- “Nombre comercial”

El Nombre Comercial es un signo de identidad empresarial que lo diferencia de otras empresas y que opera en el tráfico económico, no jurídico, a diferencia de la denominación social. El Nombre Comercial sirve para identificarla, individualizarla y distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares. El Nombre Comercial se registra en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

3.- “Marca”

La marca es un signo que permite a los empresarios distinguir sus productos o servicios frente a los productos o servicios de los competidores. El Nombre Comercial distingue a la empresa y la Marca al producto o servicio. La Marca también se registra en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Una vez realizada esta distinción cabe preguntarse ¿debería registrar mi nombre de empresa o marca? La respuesta es un rotundo y mayúsculo SÍ.

Las empresas cada vez invierten más en marketing y publicidad; branding, diseño, cartelería, papelería, medios (radio, diarios), webs, redes sociales, internet, etc… Además del creciente aumento del presupuesto para estos fines, también invierten una parte considerable del tiempo y esfuerzo para gestionar dichas acciones y campañas. Ello resulta en la actualidad prácticamente inevitable, debido al alto grado de competitividad de las empresas en el mercado y de la rapidez con la que evoluciona.

Así, nos encontramos con empresas que tras invertir una buena parte del presupuesto en crear nombre, marca y campañas y un ingente esfuerzo mental y tiempo para posicionar la empresa, los productos o los servicios en el mercado, se olvidan u obvian registrar como marcas esos productos nuevos o servicios exclusivos.

En el despacho hemos vivido esta situación anterior, con el añadido de que un competidor o alguien avispado ha registrado la marca que otra empresa estaba potenciando y que estaba desprotegida. Esta situación conlleva a, cuando menos, un grave problema de gestión de recursos y estrategias en la empresa y, la mayor de las veces, a un “conflicto marcario” que desemboca en un procedimiento judicial, pudiendo implicar la pérdida del nombre o marca.

Para evitar situaciones desagradables, es conveniente siempre registrar la marca de los productos o servicios con los que se opera en el mercado. Hay que tener en cuenta que el registro otorga a la marca una protección de 10 años y evitará que se registren para ese servicio o producto registrado nombres similares o que puedan conllevar razonablemente a la confusión en el consumidor. Para su inscripción y registro, siempre asesorado por un abogado experto en la materia, hay que abonar una reducida tasa pública, que da protección por un periodo de 10 años.

El registro no es automático, dispone de unos plazos para concederlo durante el cual cualquier persona o empresa puede oponerse a su inscripción por los motivos legales. En este caso, deberá defenderse la procedencia de la inscripción frente a los motivos de oposición. Es por ello que siempre deba iniciarse el trámite de inscripción y registro por un abogado experto en derecho de marcas.

Desde el año 2003, hemos intervenido en el registro, inscripción y defensa de decenas de marcas. Si te ha quedado alguna duda o quieres consultarnos sobre tu caso concreto puedes hacerlo pinchando aquí. Intentaremos ayudarte.

Contacto

Responsable del tratamiento: Ramos & Martin-Neble, Abogados. Finalidad: Gestión y respuesta a solicitudes y comunicaciones comerciales. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, solicitar la portabilidad de los mismos, oponerse al tratamiento, solicitar la limitación de éste y retirar el consentimiento.